Diabetes y Salud Oral

noviembre 13, 2013by Dra. Berenice

La diabetes  se caracteriza, fundamentalmente, por una insuficiencia absoluta o relativa de la secreción de insulina y por una inestabilidad o resistencia de los tejidos al efecto metabólico de esta que da lugar a una hiperglucemia. La hiperglucemia crónica de la diabetes se asocia con daños a largo plazo, disfunciones y fallos de varios órganos, especialmente ojos, riñones y vasos sanguíneos.

El alto nivel de glucosa en sangre tiene un efecto tóxico debido al gran poder oxidante de esta y da lugar a alteraciones en los tejidos y en el sistema inmune.

Las alteraciones tisulares son las que dan lugar a las complicaciones de la diabetes. La glucosa se une a las proteínas de los tejidos, principalmente al colágeno, alterando su estructura.

La hiperglucemia aumenta la susceptibilidad a infecciones; hace más difícil el control de una infección establecida y retrasa la cicatrización de heridas traumáticas y quirúrgicas.

 

MANIFESTACIONES ORALES DE LA DIABETES

Es muy importante destacar que si la diabetes no está bien controlada puede afectar a la cavidad bucal e influir en el mantenimiento de la salud oral. Puede producir afectación a nivel de dientes y encías. Como principales manifestaciones orales de la diabetes  encontramos:

–       Enfermedad periodontal

–       Xerostomía

–       Caries dental

–       Mayor tendencia a infecciones

 

1. Enfermedad Periodontal

La enfermedad periodontal afecta a las encías y a las estructuras de soporte de los dientes. Hay una clara unanimidad en la literatura a la hora de relacionar diabetes  y enfermedad periodontal .

En los pacientes con diabetes con escaso control metabólico hay una mayor incidencia, progresión y severidad de la enfermedad periodontal. Aumenta el número de dientes perdidos, el índice de placa, el sangrado, la pérdida ósea y la profundidad de las bolsas en ambos tipos de diabetes.

La relación entre la diabetes y la enfermedad periodontal es una relación bidireccional. El paciente con una enfermedad periodontal establecida y no tratada tiene mayor riesgo de desarrollar cualquier complicación de la diabetes ya que le va a resultar más complicado controlar sus niveles de glucemia.

 

2. Xerostomía

Se denomina xerostomía a la sensación subjetiva de boca seca.

Los pacientes con diabetes, especialmente los mal controlados, son más susceptibles de padecer xerostomía y de sufrir una disminución en las tasas de flujo salival, especialmente los que han desarrollado neuropatía diabética debido a la afectación del sistema nervioso autónomo, responsable de la secreción salival.

 

3. Caries dental

La caries dental es una enfermedad infecciosa de carácter multifactorial.

Los pacientes con diabetes existe un aumento en la concentración de glucosa en la saliva lo que explica la alta incidencia de caries dental en estos pacientes a pesar de llevar una dieta baja en hidratos de carbono. La disminución en la secreción salival también influye en la mayor presencia de caries en los pacientes con diabetes.

 

4. Mayor tendencia a infecciones

El paciente con una diabetes mal controlada tiene un riesgo mayor a padecer infecciones. Esto es debido a que la hiperglucemia crónica va a provocar alteraciones estructurales a niveles de las células defensivas dando lugar a una respuesta inmune anómala, a la disminución de la secreción salival y al aumento de las concentraciones de glucosa en la saliva que permite una mayor adhesión de los microorganismos al epitelio oral.

Es por ello que, en los procedimientos quirúrgicos, ya sea una extracción dental simple, una extracción de cordal o la colocación de un implante, es muy importante que el paciente con diabetes tenga bien controlados sus niveles de glucemia.

Va a tener una mayor tendencia a desarrollar una Candidiasis Oral. La Candidiasis Oral es una enfermedad oportunista ocasionada por hongos.

 

PREVENCIÓN Y CONTROL

Lo más importante en el paciente con diabetes es llevar un control adecuado de su glucemia; se habla de diabetes bien controlada cuando los niveles de hemoglobina glicosilada son menores o iguales a 7%.

Para llevar un buen control de la diabetes es fundamental llevar una dieta saludable y respetar los ciclos de ingesta/inyección de insulina/antidiabéticos orales. Además, es recomendable realizar ejercicio físico.

En relación a la cavidad oral, lo más importante, aparte de llevar un correcto control de la enfermedad es:

–      Llevar una higiene dental adecuada. Cepillarse las tres veces al día, utilizar la seda dental y/o cepillos interproximales

–      Realizar revisiones periódicas al dentista

Berenicedental

Somos un equipo que trabaja en conjunto para ofrecerte el mejor servicio

Redes Sociales

Síguenos en:

Copyright 2022 by Berenicedental. All rights reserved.

Copyright 2022 by Berenicedental. All rights reserved.